martes, 19 de enero de 2010

La Guajira: leyenda, sal y carbón

 

 

 

http://www.aviaturinteractivo.com/blog/wp-content/uploads/2010/01/120-guajira01.jpgLa Guajira es también la tierra del cactus, del mar y la sal. Y tras el voluptuoso panorama de Manaure, donde están los pozos salinos, tiene la oscura belleza del paisaje carbonero.  Es una tierra salvaje, como sus espinosos senderos, pero amable, como su gente.

Sólo el río Ranchería, que pasa muy cerca al complejo de El Cerrejón para luego atravesar las desérticas tierras de la parte alta, es testigo simultáneo de sus dos caras: la del carbón y su moderna tecnología y la de la sal, extraída a lomo de mula y sudor indígena.

No sólo posee mar, sal y carbón. También es el único trozo de suelo colombiano que tiene en medio de millares de kilómetros de severo desierto, un oasis cubierto de nubes, hábitat de valiosas especies de flora y fauna: es el parque de la Macuira.

120-guajira06Ciento veinte kilómetros después de Riohacha se encuentra por fin el Cabo de la Vela, "El camino de las almas", por donde los espíritus de los guajiros inician su camino después de la muerte hacia lo desconocido, según su religión.

En el camino, que en varias ocasiones abandona la playa para incrustarse en los desiertos de la Auyama y Carrizal, el Cerro de la Teta anuncia su proximidad. Después de tres horas de travesía lenta, a partir de Manaure, aparece por fin la Serranía del Carpintero, en una de las puntas del norte de Colombia y escenario del Cabo de la Vela.

La Serranía, con escasos veinte metros de altura, oculta el mar al paseante. Es necesario alcanzar la cúspide para observar él punto donde termina la tierra y los vientos, transportados por el óceano, tocan por primera vez tierra suramericana para chocarfuriosamente la cresta de la colina, y elevar al visitante invitando a seguir, como los guájiros, el camino de las almas. Ese viento arrasó con los manglares y creó el desierto. Ahí está el Cabo de la Vela, escenario de leyendas que se incrusta atrevidamente en el mar.

Pero además de estos atractivos, también es necesario conocer:

Uribia. Es el municipio más extenso de La Guajira y considerado la capital indígena del país. Une la parte baja y alta del departamento y en su territorio habita la comunidad wayú.

120-guajira03Santuario de Flora y Fauna Los Flamencos. Las hermosas aves de plumaje rosado que dan el nombre a este lugar, son las principales habitantes de esta reserva natural con muchas ciénagas y una temperatura promedio de 27 grados C.

Alta Guajira. Región desértica por donde se hace una de las travesías más emocionantes de Colombia.

Parque Nacional Natural Macuira. Se podría denominar la zona verde guajira. Es un área aproximada de 25 mil hectáreas de bosque seco tropical que se forma en la serranía Macuira, la más alta del departamento (865 m.s.n.m.), y que es habitada por diversas especies de aves y mamíferos.

Manaure. Municipio reconocido por la explotación que allí se hace de la sal marina y las bellas salinas que producen espectaculares colores cuando el sol las seca.

El Cerrejón. Complejo carbonífero a cielo abierto más grande del mundo, que se ubica entre los municipios de Maicao, Barrancas, Hato Nuevo y Albania. Para conocer esta inmensa industria, con tren y enormes buldózeres, es necesario tramitar previamente un permiso ante el centro de visitantes de la compañía. La visita guiada, sólo para personas mayores de doce años, dura aproximadamente dos horas a incluye una inducción sobre el proyecto y toda la explicación sobre la forma como se extrae el mineral.

Dibulla. Pueblo a orillas del mar sobre la Troncal del Caribe entre Santa Marta y Riohacha. Con tradición y una historia muy interesante por conocer, es cuna del compositor vallenato Carlos Huertas, quien menciona su terruño en El cantor de Fonseca, su tema más conocido.

Maicao. Considerado como el principal centro de inmigración árabe de Colombia, también el más importante puerto terrestre de La Guajira al que llega gran cantidad de mercancía de Venezuela, país distante a sólo 12 km. En este municipio del oriente guajiro fue construida en 1997 la Mezquita de Omar Al Jattab, única en la región y una de las más importantes de Latinoamérica. Con particular belleza y de gran interés, la laguna Majayura y la Catedral de San José, son otros atractivos de Maicao.

Urumita. O "El jardín de La Guajira" como ha sido bautizado por estar enredado entre las montañas de la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta. Urumita quedó inmortalizado en el que es quizás el vallenato más reconocido a nivel mundial: La gota fría, que habla del municipio como escenario del enfrentamiento a versos entre los compositores Emiliano Zuleta Baquero y Lorenzo Morales.

San Juan del Cesar. En los bordes del río Cesar, en cuyas aguas cristalinas se hallan dos de los parajes más lindos del municipio: el Salto Corral de Piedra y el Pozo Turístico El Totumo, sitios muy frecuentados por los sanjuaneros. En San Juan del Cesar, al oriente de Riohacha, se celebra en el mes de diciembre el Festival Cuna de Compositores. El escenario para este evento, que congrega visitantes nacionales y extranjeros, es la tarima Juancho Rois de la Plaza Santander. La iglesia San Juan Bautista y corregimientos vecinos son espacios donde se detiene la atención en una correría por La Guajira.

Villanueva. Municipio del sur del departamento proveedor de famosos cantantes, compositores y músicos vallenatos. El talento de esta región se exalta todos los años en el marco del Festival Cuna de Acordeones realizado durante el mes de septiembre.

La Guajira es un destino cautivante y lleno de esplendor, donde además de visitar sus atractivos turísticos podrá interactuar con la comunidad indígena Wayú y por qué no comprar sus hermosas artesanías como mantas, mochilas y chinchorros.

Consulte su próximo viaje en www.travelguias.net   



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | GreenGeeks Review